Cómo personalizar un chat en ChatGPT para crear contenidos

Por Moisés G. Hernández

¿A quién no le gustaría tener un asistente para llevar a cabo una tarea, especialmente si trabaja en solitario? 

Y si te dedicas a producir contenidos para tu negocio o para terceros sabes que esta es una labor muy exigente.

ChatGPT es una ayuda muy potente. Sin embargo, uno de los pasos tediosos es la necesidad de explicarle en cada chat con lujo de detalles qué es lo que queremos que haga

Por eso, en este artículo comparto contigo una sencilla fórmula de personalizar un chat en ChatGPT para crear contenidos en su versión gratuita (en ChatGPT Plus puedes crear tus propios asistentes, llamados «GPT»). De esta manera, ahorrarás tiempo y los resultados se acercarán a lo que necesitas.

Una aclaratoria: el chatbot permite la personalización, pero esta es general, es decir, se aplica a todas las instrucciones.

Recuadro de instrucciones personalizadas de ChatGPT

Otra cosa: como es de esperarse de cualquier inteligencia artificial generativa, los resultados no siempre serán perfectos y es tu responsabilidad revisarlos y ajustarlos.

Cómo personalizar un chat en ChatGPT para crear contenidos

Lo primero que debes hacer es abrir un nuevo chat. Este será el único que usarás para tu negocio o el de un tercero.

Dale un nombre y, si lo deseas, colócale un emoji al principio. Esto te ayudará a ubicarlo entre los otros chats que tengas abiertos (si eres como yo, que mantiene un montón de conversaciones activas). Aún no existe un buscador interno.

El segundo paso es escribir el prompt, es decir, las instrucciones para personalizar el chat dentro de ChatGPT para crear contenidos.

Dile que a partir de ese punto el chat será exclusivo para esa tarea. Y te sugiero cargar toda la información que tengas sobre tu negocio, qué hace, la misión, el público objetivo, tono de la comunicación, comentarios de clientes, etc.

Este es un ejemplo de prompt:

A partir de ahora, todo lo que te pida dentro de este chat será para crear y sugerir contenidos que se publicarán en la web, canal de email marketing y redes sociales (Twitter, Facebook e Instagram) de NOMBRE DEL NEGOCIO.

Luego de dar todas las instrucciones, te recomiendo agregar lo siguiente:

Estas son las instrucciones básicas que debes seguir al momento en que yo te pida una sugerencia de contenido o redactar un contenido específico.

¿Está claro todo? ¿Necesitas algunas otra información? Si necesitas alguna información adicional, indícamelo. Si no, continuemos. ¿Está claro?

Es una manera de saber si el chatbot ha comprendido lo que quieres que haga.

ChatGPT podría responderte lo siguiente:

Respuesta de ChatGPT a un pedido. Personalización de ChatGPT para crear contenidos

Debido a que este proceso es dinámico, seguramente tendrás nueva información que agregar.

En este experimento, le pregunté al chatbot si podía agregar más instrucciones a ese prompt inicial, y la respuesta fue afirmativa:

Una conversación de ChatGPT como seguimiento a un pedido realizado. Personalización de ChatGPT para crear contenidos.

Recomendaciones finales

La personalización de un chat en ChatGPT para crear contenidos me ha servido para optimizar mis procesos de trabajo.

A diferencia de lo que hacía antes (abrir un nuevo chat y explicarle para qué y para quién quería sus sugerencias de contenido), voy al chat personalizado y le pido lo que quiero que me dé para esa ocasión.

Te recomiendo conservar en algún lugar tus prompts habituales, para que sólo copies y pegues. Esas instrucciones no serán estáticas: según los resultados que obtengas, irás ajustándolas.

A veces ocurre que ChatGPT se queda “pegado” en una tarea anterior. Cuando esto pase, te sugiero actualizar la ventana del navegador para continuar. De hecho, deberías hacerlo antes de pedirle una nueva tarea.

También, recuérdale que los resultados que quieres deben ajustarse a lo que le pediste en el prompt inicial, y hazle preguntas de seguimiento, como por ejemplo: “si lo comprendiste, responde con un OK”.

Por otra parte, no dependas de ChatGPT absolutamente. Aunque esto que te cuento aquí es de gran ayuda, a veces otras inteligencias artificiales como Bing AI entregan resultados increíblemente superiores (aunque puede ser más lento el chatbot de Microsoft). 

Y, por último: recuerda que siempre, siempre debes ver a la IA como una asistente, no como una sustituta de tu creatividad. Úsala con conciencia.

La marca no sólo es la parte gráfica: define también el tono de comunicación en redes sociales

Por Moisés G. Hernández

¿Tienes un manual de marca?

Si tu respuesta es afirmativa, también te pregunto: ¿ese manual de marca incluye el tono de comunicación en redes sociales, además de la identidad gráfica?

La identidad de marca no sólo se compone de logotipos, colores y tipografía. Eso es muy importante, pero también lo es la comunicación a través de las palabras. 

Una marca, y quiero dejarlo claro, no es solamente una grande como Coca Cola, Adidas o Google. Tu negocio, por más pequeño que sea, es una marca.

Entonces, ¿qué ventajas tiene definir “la voz” de la empresa en redes sociales? 

Al terminar de leer este artículo, te darás cuenta que tiene una importancia estratégica: tu negocio podrá destacar entre la competencia y el ruido de un océano de contenidos y se comunicará de manera coherente con su público.

Además, si tienes contratado un servicio de gestión de redes o redacción, por ejemplo, habrá menos errores y más eficiencia en los procesos, pues los profesionales sabrán cómo escribir los contenidos y comunicarse con tus clientes.

La identidad de marca

No pretendo aquí desglosar un tratado acerca de la identidad de marca, pues no me considero un experto en esta área concreta.

Pero voy a explicártelo de manera muy sencilla.

La identidad de tu marca es como tu personalidad: quién eres, de dónde vienes, cuáles son tus valores, tu misión en la vida, tus aspiraciones (visión), tu manera de hablar y escribir, incluso, cómo te vistes, entre otros. 

Definir el tono de comunicación en redes sociales (y también en otras plataformas digitales) es fundamental: ayuda a que la marca sea reconocida por el público, que sus mensajes sean consistentes y, finalmente, genere confianza. No sirve que hoy tu empresa se comunique de una manera y mañana de otra.

¿Su tono será formal o informal? 

¿Tratarás a tus clientes de “usted” o de “tú”

¿La comunicación será profesional o con un tono de calidez? 

Todo va a depender de tus “buyer personas”, es decir, los perfiles de clientes que debes haber establecido antes de llegar a esta etapa.

Voy a darte algunos ejemplos. Aunque esto al parecer ya está cambiando, los bancos y demás instituciones financieras suelen comunicarse en un tono formal. Con ello transmiten seriedad y confiabilidad. Pero una marca de zapatos deportivos podría comunicarse de una manera más fresca.

Fijar el estilo de redacción

Incluso tendrás que definir qué recursos lingüísticos emplearás. 

Al realizar la investigación para escribir este artículo, me encontré con el manual de marca de InvestChile, la agencia de promoción para atraer inversiones extranjeras a este país. Es tan completo que incluso establece qué adjetivos usar para evitar los mensajes vacíos. Por ejemplo, no decir que el país es la mejor opción para invertir en Latinoamérica, sino la “opción más rentable”. 

También de Chile (¡qué casualidad!) conseguí el manual de identidad corporativa para redes sociales de Inacap, una institución de educación superior. Es bien interesante porque detalla aspectos tales como la escritura de los cargos de las autoridades internas y los conceptos asociados a la institución. 

Recuerdo que una vez tuve una discusión en alguna empresa porque me decían que escribiera los nombres de cargos con mayúscula inicial, algo inadecuado según las normas del idioma, y mi argumento era que eso no estaba en ningún manual. 

Asimismo, trabajando como copywriter freelance me he dado cuenta de lo ineficiente que resulta caer en un ciclo casi interminable de correcciones, todo porque no existe un manual de estilo.

El tono de comunicación en redes sociales y la conexión con la audiencia

También debes tomar en cuenta el medio por el cual se comunicará tu marca.

No es lo mismo LinkedIn que TikTok.

Si bien no significa tener múltiples personalidades, el tono de voz será diferente.

En un ejemplo hipotético, el tono en LinkedIn sería más corporativo, porque su propósito sería comunicar las ventajas de lo que vendes, mientras que en TikTok usarías un tono más humorístico, porque el propósito sería entretener.

Nuevamente, todo va a depender del público que hayas definido al principio.

Si esto lo tienes claro, entonces podrás conectar con tu audiencia en diferentes redes sociales. 

Y conectar con ella es crear una comunidad que te conducirá a las ventas.

Voz: diferenciación, fidelización y experiencia del cliente

La diferenciación es crucial en el marketing, y esa diferenciación también tiene relación con la manera en que le hablas a tu público.

¿Cómo te van a distinguir entre tantas voces si hablas igual que tu competencia?

Por eso, carecer de un tono de comunicación en redes sociales y, además, copiar y pegar lo que vomita ChatGPT no te ayudará a posicionarte en la mente de tus clientes.

La manera en que te comuniques con tu público servirá para fidelizarlo. 

Y la gestión de la personalidad de tu marca tendrá repercusiones en la experiencia del cliente.

Palabras finales

Piensa en cómo quieres comunicarte con tus clientes potenciales y actuales.

Revisa los ejemplos que te di, pero no te frustres: no tienes que ser una marca grande de bebidas, una universidad o un fabricante de vehículos. Cualquier empresa, sin importar su tamaño, puede establecer su tono de comunicación.

Tu negocio tendrá una identidad coherente y destacará entre la competencia.

¿Tienes algo que decir? Escríbelo en la sección de comentarios.

Cómo usar ChatGPT para crear contenidos en tu negocio

Por Moisés G. Hernández

Sobre el ChatGPT mucho se ha hablado al momento de sentarme a escribir este artículo.

Desde su aparición en escena en noviembre de 2022, esta maravilla de la inteligencia artificial generativa ha significado una revolución en el ámbito de la creación de contenidos.

Pero, más allá del alboroto y las manidas “entrevistas” hechas al chatbot por medios de comunicación, te preguntarás cómo rayos puedes aplicarlo a tu negocio, especialmente si este es pequeño.

Ejem, ¡has llegado al lugar correcto!

En este artículo, te daré algunas ideas que he recopilado a partir de mi propia experiencia.

¿Qué es el ChatGPT?

Es muy probable que no sepas qué es esta cosa cuyo nombre recuerda a personajes robóticos de la Guerra de las Galaxias (o Star Wars, como le llaman ahora).

OpenIA, la compañía que creó el ChatGPT, lo define como un “modelo de lenguaje entrenado para producir texto”. ¿Qué significa esto? Que esta tecnología ha sido programada por humanos y alimentada con una inmensa base de datos (generada por humanos), lo cual permite que las respuestas de este chatbot sean tan naturales como las de una persona.

¿Es la primera aplicación de generación de textos que ha salido al mercado? No. Ya existían varias con la capacidad de redactar copies y artículos.

La gran novedad de esta herramienta es que prácticamente tiene una respuesta para todo. Puedes preguntarle cualquier cosa. Pero, ojo, esto no significa que sea precisa e infalible.

Tiene dos versiones: una gratuita y otra de pago.

La gratuita no tiene la capacidad de navegar en Internet y la información que maneja está actualizada hasta enero de 2022. No hace falta tener una cuenta para usarlo, pero la ventaja de tenerla es que puedes almacenar tus conversaciones.

La versión premium se llama ChatGPT Plus, que cuesta 20 dólares al mes y usa GPT-4, un modelo de lenguaje superior al de la versión gratuita. ChatGPT Plus sí tiene conexión a Internet, a través de plugins. Además te permite crear tus propios asistentes GPT, da acceso a herramientas como DALL-E (para la creación de imágenes) y facilita el análisis avanzado de datos.   

¿Cómo puede ayudarte en tu negocio?

Producir contenidos no es sencillo.

No me canso de decirlo. Necesitas enfoque, ideas, recursos… y tiempo.

Cuando tienes un pequeño emprendimiento sabes de qué te hablo cuando te digo que necesitas tiempo y otros recursos. Necesitas crear contenidos para visibilizar tu negocio en Internet, pero también mantener en marcha tu empresa con los asuntos operativos.

El ChatGPT puede ayudarte en parte con esa tarea. Y digo “en parte” porque no es un piloto automático. Más adelante te explicaré la razón.

Algunos de los contenidos que podrás crear con este chatbot son los siguientes:

  • Temas para un calendario editorial. Le puedes pedir ideas para cubrir los contenidos de un mes, por ejemplo.
  • Textos para redes sociales.
  • Artículos de blog.
  • Los puntos esenciales de determinado tema que debes tocar en un artículo.
  • La metadescripción para un artículo de blog (este es el breve texto que te muestra Google debajo de un enlace; por cierto, te entenderá mejor si le pides una “meta description”).
  • Emails.
  • Resúmenes.
  • Sugerencias de títulos optimizados para SEO (siglas de Search Engine Optimization, optimización para motores de búsqueda, en español).
  • Expandir textos (por si quieres hacer un post de Instagram a partir de lo que publicaste en una historia, por ejemplo).
  • Nuevos enfoques de contenidos ya publicados, ideal para cuando quieras reciclarlos.
  • Copies, sugerencias de diseño de anuncios y segmentaciones para campañas publicitarias en Meta Ads.
  • Creación de buyer personas (perfiles ficticios de tus clientes objetivo, pero basados en datos reales quye ya manejas en tu empresa).
  • Procesamiento de comentarios sobre temas o productos en redes sociales y mercados en línea (como Amazon o Mercado Libre), para extraer palabras y frases clave, tendencias e ideas de contenido para ese público.
  • Generación de emojis para tus copies en redes sociales. Parece un tontería, pero yo mismo he perdido tiempo haciendo una búsqueda manual.
  • Revisión de textos para mejorar la redacción (en especial cuando estamos atascados y no encontramos una solución a esa oración o párrafo que no se lee fluidamente.
Un ejemplo de cómo ChatGPT puede ayudar a estructurar artículos para blogs.
Una muestra de lo que generó el ChatGPT como sugerencia para estructurar este artículo.

Limitaciones del ChatGPT

Ahora voy a ponerme el traje del aguafiestas.

Lamento decirte que esta tecnología no es perfecta, aunque pueda dejarte la boca abierta con sus respuestas.

Te enumero algunas limitaciones y las precauciones que debes tener para producir contenido de calidad:

  • Lo primero que debes saber es que requiere de la supervisión de un humano. No puedes dejarla sola. La información que da a veces puede ser imprecisa e, incluso, falsa. Por eso te decía que no es como un piloto automático.
  • Aunque te parezca que produce textos extraordinarios, frecuentemente suele repetir palabras o escribir con vaguedad.
  • No puede resumir textos muy largos. Hice la prueba con uno de 8 mil palabras y generó un error. Me explicó que para extensiones como esas lo mejor es dividir en secciones lo que quieres resumir.
  • La precisión de los resultados (hasta donde lo permite) depende del prompt (instrucciones) que se haga. Entre más específico seas, mejores respuestas tendrás. No es lo mismo pedirle “escribe un post sobre redes sociales para publicar en Instagram” que “escribe un post para Instagram sobre qué es lo primero que debe hacer un pequeño negocio para tener una presencia coherente en redes sociales”.
  • Jamás el ChatGPT podrá reproducir el tono, el enfoque y la experiencia que solo tú puedes dar. Lo contrario es publicar textos impersonales, asépticos, que no emocionan.
  • Esta aplicación es excelente dando sugerencias de temas. No obstante, no olvides que los comentarios que te dejan tus clientes en redes sociales (tuyas y de la competencia), lo que buscan en Google, los correos que respondan, lo que te cuentan por teléfono o personalmente, siguen siendo fuentes poderosas para crear contenido que les resuelva sus problemas o satisfaga sus intereses.
Respuesta del ChatGPT al intentar resumir un texto muy largo (más de 8 mil palabras).
Esta fue la respuesta que me dio el ChatGPT al intentar resumir un texto muy largo.

Conclusiones

El ChatGPT es una tecnología disruptiva. Ya sabemos el cambio que está generando, pero aún no sabemos adónde nos llevará.

Sin embargo, debes verla como una herramienta más de trabajo, un apoyo para tus procesos de creación de contenidos. Por ahora, no es un sustituto del ser humano. Revisa el producto que te dé y dale tus toques finales.

En tus manos está usarla con estrategia, pero sobre todo con responsabilidad en beneficio de tu negocio.

¿Ya estás usando el ChatGPT? ¿Cuál ha sido tu experiencia?