Community manager y diseñador gráfico: por qué deberías dejar de confundir estas profesiones 

Por Moisés G. Hernández

Me preocupa la confusión que existe en torno a estas dos profesiones.

Lo noto mucho en los anuncios de empleo.

Es común encontrar en LinkedIn vacantes para community manager y diseñador gráfico, es decir, que una sola persona abarque ambos roles, cuando son dos disciplinas distintas.

Pero ¿por qué es esencial comprender sus diferencias?

¿De qué se encarga un community manager?

Un community manager es un profesional que gestiona comunidades en línea. De ahí su nombre en inglés. 

Está capacitado para crear comunidades alrededor de una marca en las redes sociales. 

No es un simple “apasionado” de las redes, como tratan de enganchar los avisos para llenar puestos de trabajo. No. Se trata de alguien que se ha preparado para hacer crecer la presencia de un negocio en las plataformas digitales.

Entre sus tareas diarias están planificar y crear contenidos (de esto hablaré más adelante), monitorizar la marca y su competencia, responder los comentarios del público, derivar solicitudes o reclamos a otros departamentos de la empresa, gestionar crisis y analizar las métricas.

Ahora, si bien puede crear contenidos, no se debe pretender que domine la fotografía, el diseño gráfico y la edición de videos. 

Otra cosa es “resolver” con contenidos más sencillos producidos en Canva o editados en Capcut, pero sólo un experto podrá crear un material que realmente destaque.

El diseñador gráfico: estética y coherencia visual 

He trabajado como community manager y, como le ocurre a muchos, también he tenido que producir material gráfico.

Personas que han visto mi trabajo me han dicho que se me da bien el diseño. Sin embargo, esto no me hace diseñador gráfico. Y siempre lo aclaro para evitar malos entendidos.

Más de una vez me he quedado atascado porque no sé cómo organizar los elementos en un espacio en blanco. Otras veces se me ha hecho difícil jerarquizar títulos y subtítulos.

Las plantillas de Canva te ayudan a tener la base para un diseño, y digo “la base” porque si quieres hacer las cosas bien no deberías publicarlas tal como vienen. Tienes que adaptarlas a la identidad de tu marca personal o corporativa.

Y es aquí donde entra la experticia del diseñador gráfico.

Sólo una persona preparada en esta área tiene los conocimientos y las habilidades para crear una pieza que capte la atención.

Pero no sólo eso: el diseñador gráfico traza la identidad visual de una marca. No es agarrar cualquier color, crear el logo más bonito o usar la primera tipografía que se te ocurra. Detrás de todo eso hay una investigación para lograr la coherencia visual.

La colaboración necesaria entre ambos profesionales

Como ves, community manager y diseñador gráfico no son la misma cosa.

Si bien ambos pueden trabajar en un mismo proyecto, cada uno se dedica a áreas muy distintas.

Es como si habláramos de un ingeniero civil y un topógrafo, o de un médico y una enfermera. Se desempeñan en la misma área y se complementan, pero no hacen lo mismo. Cada quien tiene unos roles definidos.

Community manager y diseñador gráfico: la realidad del “2 x 1”

Ahora bien, ¿puede ser un community manager también diseñador gráfico? 

¡Por supuesto! Y también puede ocurrir lo contrario.

El problema es cuando se ofrece un sueldo, casi siempre miserable, para que una persona se haga cargo de dos vacantes. 

Lamentablemente, eso es lo que abunda en Latinoamérica.

O que un cliente pretenda que el community manager diseñe como un experto.

Si quieres buenos resultados, paga lo que vale un trabajo bien hecho.

Conclusión

A estas alturas deberías tener más claro que la gestión de comunidades en redes sociales no tiene nada que ver con el diseño gráfico.

Cada uno de estos expertos de la comunicación tiene sus fortalezas, pues para eso se han capacitado.

Además, como emprendedor o dueño de una pyme, te conviene saber que, a menos que corras con la suerte de encontrar a ese profesional polivalente, la única manera de desplegar un marketing digital exitoso es aprovechando el talento adecuado para cada tarea y pagando por lo que vale.

Me gustaría saber qué opinas. Déjame un comentario. 

*Imagen principal generada por Bing AI / Copilot

Cómo hacer un carrusel en Instagram sin quemar 3 horas de tu vida

Por Moisés G. Hernández

Digamos que estás en alguna de estas situaciones: a) tienes una información con mucho potencial y no cabe en un post sencillo de Instagram; b) quieres explicar el paso a paso de un proceso y necesitas que sea lo más visual posible; o c) quieres contar una historia. ¿La solución? ¡Hacer un carrusel!

Este formato aún goza de gran popularidad, incluso en la era de los reels. Según el último informe de Metricool sobre Instagram en 2023, los carruseles ocupan el segundo lugar después de los videos cortos, y son preferidos por encima de las publicaciones de imagen única.

Su gran atractivo es la capacidad de contar historias de manera visual. Además, parece que no nos resistimos a deslizar una y otra imagen para saber qué hay más adelante.

Como resultado, si la información es útil para tu público objetivo, la gente querrá guardar el carrusel, lo cual le dirá al algoritmo: “Oye, esto es interesante. Vamos a destacarlo en la sección ‘Explorar’”. Y esto es buenísimo para tu estrategia de marketing digital.

Vayamos a lo primero: ¿qué es un carrusel de Instagram?

Ya te hablé de su popularidad. Ahora me toca contarte qué es un carrusel.

Este formato consiste en un conjunto de hasta 10 imágenes deslizables. A mí me recuerda a una presentación en Power Point.

Debajo, sigue teniendo el espacio para la descripción o caption de cualquier publicación en Instagram.

Es decir, la característica principal y, por ende, su atractivo, es la capacidad para mostrar varias imágenes que la gente puede deslizar en una misma publicación.

Por eso, a la hora de crear contenidos para esta plataforma, el carrusel es uno de mis formatos favoritos. Creo que no sólo te da la oportunidad de desplegar tu creatividad, sino de contar mucho más de lo que podrías hacerlo en una publicación de una sola imagen.

Pero ¿cómo hacer un carrusel en Instagram? ¿Será que es muy complicado? 

No te preocupes. A continuación, en esta guía sobre cómo hacer un carrusel en Instagram te voy a explicar el paso a paso, según un método que yo he desarrollado. Las herramientas a usar son Google Docs y Canva.

Paso 1: Escoge un tema con “potencial”

Disculpa que te decepcione, pero no todo da para convertirlo en un carrusel.

Los temas con gran potencial son aquellos que son educativos o que cuentan una historia.

Aquí tienes dos ejemplos de publicaciones creadas por mí. La primera, sobre “Cómo redactar un texto para vender en Internet”, y la segunda, para un cliente, acerca de cómo tomar fotos desde un helicóptero. 

Cómo hacer un carrusel en Instagram - ejemplo 1
Contenidos deslizables en Instagram - ejemplo 2

Paso 2: Escribe el texto para hacer el carrusel en Instagram

En Google Docs, Word o cualquier otra aplicación que te guste, crea el texto para hacer el carrusel.

Siguiendo con el primer ejemplo, yo lo hago de esta manera:

LÁMINA 1 (esta sería la del título)

Cómo redactar un texto para vender en Internet

LÁMINA 2

Te presento AIDA, una fórmula de redacción persuasiva para vender en Internet:

Atención

Interés Deseo

Acción

Luego sigo con las láminas sucesivas, teniendo cuidado de no exceder el límite de 10.

Un consejo: evita saturar cada lámina del carrusel. Hazlo sencillo y usa los espacios en blanco, o el “espacio negativo”, como se le denomina en diseño gráfico.

Después de escribir el texto de la última lámina, sigo con la descripción o caption, de esta manera:

DESCRIPCIÓN:

Quizás tienes una pequeña tienda de ropa en Instagram o necesitas enviar un email promocionando tu servicio estrella a tu lista de suscriptores.

El problema es que no sabes cómo escribir el texto y qué elementos debes tener en cuenta para captar la atención de ese cliente potencial.

En este carrusel te explico una fórmula que te ayudará a resolver ese inconveniente.

Deslízalo ▶️▶️

Al final, agrego los hashtags según el tema, el público y mi sector.

Paso 3: Diseña las láminas del carrusel

Teniendo ya el texto, es mucho más fácil ponerse a diseñar.

Abre Canva y, en «Crear diseño», elige la opción de post de Instagram vertical:

En Canva, elegir post vertical para Instagram

¿Y por qué vertical? Porque así tu diseño abarcará gran parte de la pantalla de un teléfono inteligente y tendrás más oportunidades de llamar la atención.

Crea tu primera lámina desde cero o con una plantilla de Canva y después duplícala:

Ejemplo de cómo duplicar una imagen en Canva

Mi consejo es que las láminas siguientes tengan un diseño diferente al de la portada y lámina final.

Podrías crear diseños diferentes según las partes del contenido.

Un ejemplo de lo que te estoy diciendo es este carrusel que creé para esta cuenta:

Ejemplo 3 para una publicación deslizable en Instagram

Ese carrusel lo hice a partir de un texto que también se publicó en la web de esa organización cristiana. Simplemente lo adapté al formato, enfatizando cada sección (fragmento bíblico), reflexión de la autora, oración y preguntas finales con formato de letras y colores acordes a la paleta generada por Canva con la imagen inicial. 

La última lámina es la misma imagen de la portada, pero desenfocada y con un llamado a la acción a compartir o guardar.

Un consejo para esta fase de diseño es usar, como mucho, dos tipos de fuentes y que combinen entre sí. La función “Texto” en Canva, que se encuentra en la parte izquierda de la pantalla, te puede ayudar con sus plantillas. Sin embargo, si ya tienes la tipografía de tu marca y has definido cómo usarla, ya tendrás resuelto este punto. 

Paso 4: Programa el contenido

El último paso es programar ese carrusel que con tanto cariño has creado.

Luego de descargar tus imágenes desde Canva (te las bajará en una carpeta comprimida de la cual deberás extraer los archivos), ve a tu aplicación para programar el contenido. 

Yo lo hago desde el Meta Business Manager o Metricool.

Carga tus imágenes (te sugiero subir una a una, porque cualquiera de las dos aplicaciones suele desordenarlas).

Y pega tu texto. Te aconsejo pasarlo primero por la aplicación Spacegram para que separe los párrafos.

Por último, fija la fecha y hora de tu publicación. 

Pasos para hacer un carrusel en Instagram: 1) Escoge un tema con potencial; 2) escribe el texto; 3) ¡ahora sí!, diseña las láminas del carrusel; 4) programa el carrusel.

Ideas finales

Los carruseles aún siguen siendo un formato exitoso en esta red social, tal como lo indica el informe que cité al principio. Es una manera de entregar contenido valioso para tu audiencia.

Saber cómo hacer un carrusel en Instagram empieza por dos puntos clave: tener un tema con “potencial” y organizar la información adecuadamente. 

Es fundamental mantener un hilo narrativo. Debes comenzar con un gancho, mantener la atención con un contenido útil y atractivo y concluir con un llamado a la acción.

No intentes embutir contenido en cada lámina. Si tienes mucha información, fragméntala o resúmela. Un chatbot de inteligencia artificial como ChatGPT puede ayudarte con esta parte.

Decide qué va en las imágenes y en la descripción. Por eso, no trabajes directamente en Canva, sino en un procesador de texto, pues podrás corregir la ortografía y mantener un orden.

Pasadas las primeras 24 horas de publicación del carrusel, revisa las estadísticas para conocer su desempeño. Fíjate en el alcance logrado, en los compartidos y guardados. Esta última métrica te indica si gustó ese contenido.

Teniendo los números en la mano, sabrás qué funciona y qué no.

Eventos: fuentes para la creación de contenido original 

En el mundo del marketing digital, hay un tesoro desestimado por muchas empresas, especialmente pequeñas: los eventos propios. 

Y es una lástima, porque son muy buenas fuentes de contenido original.

¿Y cuáles son esos eventos? Pueden ser charlas, webinars, ferias, exposiciones, inauguraciones, lanzamientos… En fin, cualquier actividad especial organizada por tu empresa (o tu negocio, aunque sólo seas tú) y que genere información relevante para tu audiencia.

Esto último es importante: la información tiene que ser de interés para tu cliente. El enfoque no puede ser lo genial que eres tú o lo maravillosa que es tu empresa. Olvida eso, que a nadie le interesa.

Busca lo noticioso. Y la noticia se define como una información novedosa y relevante por su actualidad y por la gente que consumirá esa información.

Ejemplos prácticos de creación de contenido original usando los eventos

Imagina que tienes un consultorio odontológico y decides organizar un webinar sobre el cuidado de los dientes. 

Durante ese evento, seguramente se generarán consejos de mucho valor para mantener una salud bucal óptima. Sin embargo, lo que puede resultar aún más valioso es la información que puedas extraer para crear contenido original.

Por ejemplo, podrías destacar la atención más común que se brinda a los pacientes en tu clínica. Este enfoque puede desencadenar una noticia importante: el cuidado dental deficiente es un problema muy corriente en tu comunidad, ya que la mayoría de las personas no saben cómo cuidar adecuadamente sus dentadura y, en consecuencia, esperan hasta el final para buscar atención profesional. Esta noticia es relevante y de interés para tus clientes potenciales.

Esa información podrás “trocearla” y entregarla en distintos formatos (publicaciones en redes sociales, artículos de blog, videos para YouTube, reels y tiktoks, ebooks, infografías, podcasts, newsletters, etc.), según el calendario de contenido que hayas definido.

Ahora, imagina que tienes un restaurante de comida rápida vegana y necesitas que destaque en el mercado local. Una estrategia es organizar un festival al que bautizas como  “Explosión vegana de sabores”. Allí les ofrecerás a los asistentes una experiencia culinaria única con opciones de platos deliciosos, muy alejados de la imagen popular de comida insípida.

El evento también contará con otras actividades, tales como demostraciones de cocina en vivo y charlas sobre la dieta vegana y su impacto en la salud.

Este festival será una excelente oportunidad para generar contenido original en distintos formatos, lo que ayudará a destacar tu restaurante y promover la dieta vegana. 

Ideas finales

Ojo con esto: no tienes que hablar de un mismo tema. Lo importante es que le saques todo el jugo al evento, con todos los enfoques posibles, pero sin aburrir a tu audiencia.

La creación de contenido original a partir de eventos propios es una estrategia poderosa de marketing que no sólo te permite compartir información valiosa con tu público, sino que también te ayuda a fortalecer la imagen de tu marca, para que se perciba como un recurso confiable por su experiencia en determinado campo. 

¿Has organizado eventos en tu empresa? ¿Aprovechaste el contenido que se produjo? ¿Cómo te fue?